STOP PARKINSON

PERLA CULTIVADA o EFECTO de los MOHITOS

1/12/2009

Sabemos “casi todo” del Parkinson

JOSÉ A. DE LA OSA

De la enfermedad de Parkinson sabemos "casi todo", afirmó en La Habana el científico español José A. Obeso, profesor de Neurología e Investigador Principal del Departamento de Neurología y Neurociencias en la Universidad de Navarra, Pamplona.

En la actualidad, dice, se puede realizar el diagnóstico prácticamente en un ciento por ciento de las personas con esta dolencia, cuando hace apenas 20 años la imprecisión rondaba el 30%. También es posible establecer un tratamiento eficaz durante años y realizar la cirugía cuando es valorada como beneficiosa por los especialistas.

Comunicador por excelencia en temas tan complejos como el abordaje de las estructuras cerebrales, el doctor Obeso explica que el Parkinson es una enfermedad que origina la pérdida de neuronas de manera lenta y progresiva, principalmente en la zona del cerebro donde fabrican la dopamina, una molécula encargada de controlar y facilitar las actividades motoras. Es como el diabético que le falta la insulina, indica.

Por tanto, cuanto menos dopamina exista, habrá menos agilidad en los movimientos. Esa es la razón por la cual la marcha en estos pacientes se va haciendo cada vez más lenta, más difícil la escritura, parpadean menos y puede aparecer temblor o rigidez en los músculos.

Las ciencias médicas están en capacidad de "reponer" con medicamentos la falta de dopamina. Atendiendo a que este padecimiento es de carácter progresivo, la pérdida de dopamina se va acentuando con el decursar, lo que comporta que los efectos de los fármacos sean menos óptimos. "La eficacia terapéutica disminuye, precisa el doctor Obeso, porque no es posible modular el efecto de la dopamina, y es entonces cuando la cirugía desempeña un papel de importancia en el tratamiento".

En los años 1990 los investigadores descubrieron que a menor existencia de dopamina, se producían más alteraciones en la actividad de las neuronas, comprometiendo también una zona del cerebro denominado "núcleo subtalámico" cuya función normal es ejercer el control de los movimientos (literalmente frenar), a fin de que no se originen movimientos indeseados. "Es como un policía que regula la velocidad del tránsito", ejemplifica.

De ahí que una de las cirugías que se practica en la actualidad es la subtalamotomía dorso-lateral selectiva, de la que Cuba es pionera, que consiste en la eliminación de las zonas de esa estructura del cerebro que funcionan en exceso y generan una situación anormal del control de los movimientos.

Obeso considera que la "batalla pendiente" en el tratamiento del Parkinson, objetivo prioritario de las investigaciones en los próximos años, es detener el proceso degenerativo de la enfermedad, impedir que avance y, a mediano plazo, incluso curarla.

Conocedor de los avances científicos en Cuba, considera que el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN) es una institución de gran trascendencia mundial en su universo asistencial y científico-investigativo, y en sus casi 20 años de existencia se ha afianzado y se destaca "como una de las grandes instituciones neurológicas del mundo".

El doctor Obeso acaba de participar en un evento organizado por el CIREN, que no dudó en calificar de "fantástico", con la presencia de líderes mundiales en investigaciones sobre el Parkinson, porque esta enfermedad, además de los desórdenes motores que produce, puede generar también trastornos emocionales y conductuales, en lo que se realiza actualmente un notable esfuerzo investigativo.

4 comentarios:

Charo dijo...

Hola Miguel... muy interesante el articulo.
Como siempre nosotros, pidiendo el mismo milagro!!!

Un abrazo fuerte

Charo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

¿Casi todo?, si no saben de que viene ni como se cura ¿para que me sirve el resto?. Yo diría que no saben casi nada o lo guardan en secreto. A la postre seguimos con la misma dopa de nuestros abuelos...mejorada, si, pero dopa.
Carmen

Anónimo dijo...

¿En ese sabemos quienes entran?, si a Carolina la trataron así en urgencias, a mi mi ex-neuróloga me pregunta si tiemblo por ser nerviosa, descartando a los tenderos y bomberos,¿quien queda?
Carmen