STOP PARKINSON

CONFERENCIA en SAN FERNANDO (Cádiz)

1/09/2007


Actualmente no existe cura para la enfermedad del Parkinson, pero sí existen tratamientos farmacológicos, que junto con métodos paliativos, que se ofrecen en entidades como Parkinson Bahía de Cádiz, ayudan a mejorar la vida de los afectados. El doctor Raúl Espinosa Rosso ofreció una conferencia titulada Perspectivas en el tratamiento de la enfermedad del Parkinson. Este acto contó con la organización de la Asociación de Familiares y Enfermos de Parkinson Bahía de Cádiz y tuvo lugar en el salón parroquial de la iglesia San José Artesano. Espinosa es médico adjunto del servicio de Neurología del hospital Puerta del Mar. El doctor Espinosa habló sobre los últimos avances farmacológicos y de las investigaciones más recientes realizadas y sus avances. “La enfermedad del Parkinson es un tema muy complicado”, según Espinosa. “Ante todo hay que tener en cuenta que se trata de una enfermedad denominada como crónica, esto quiere decir que la misma convivirá siempre con el afectado aunque puede que no sea la causa de su muerte”. Espinosa afirmó que muchos de sus pacientes se sienten muy desilusionados cuando los profesionales les comunican que el Parkinson no tiene cura, pero él les dice en primer lugar que se puede controlar si se siguen los pasos adecuados, “el Parkinson no se cura pero es posible tenerlo controlado”, comentó.
Pautas a seguir
El doctor Espinosa estableció una serie de pautas a seguir con vistas a controlar la enfermedad. En primer lugar habló del diagnóstico, afirmando que “no existe una prueba diagnóstica fiable al 100 por 100, ya que no es sencillo, se trata de una enfermedad muy compleja”. Otra de las recomendaciones es la de elegir el mejor tratamiento posible. “Los enfermos de Parkinson y sus familiares deben proponerse llevar una vida normal, para ello también su entorno debe tener un conocimeinto razonable de la enfermedad del paciente”. afirmó el neurólogo. Hay algunos síntomas que son los normales del Parkinson como los temblores o la rigidez. El tratamiento más conocido por todo el mundo se realiza a base de LDopa o Dopamina. A la hora de detectar la enfermedad suelen darse tres fases, la primera se conoce como de deterioro y dura unos dos años. Después llega una denominada presintomática, más larga y que se extiende de 10 a 12 años. Finalmente entra directamente la enfermedad. Ante esto, los especialistas se proponen como objetivo tratarla precozmente. “Con el tratamiento normal y una vez diagnosticado el paciente, en cinco años puede responder al mismo”, dijo Espinosa sobre la mejoría. El doctor Espinosa afirmó que la frase “para el Parkinson no hay nada” no es cierta. Los tratamientos existentes tiene como objetivo retrasar la invasión de la enfermedad y a la vez alargar el estado de buena funcionalidad de todos aquellos que la padecen.
Estimulación continua
Según Raúl Espinosa, “los últimos estudios revelan que es mejor optar por un tratamiento de estimulación continua que intermitente”. Por norma general, los enfermos tomaban las pastillas de dopamina con un horario establecido. Esto provocaba curvas de bajada en la mejoría conforme se iban pasando los efectos. “Uno de los últimos avances es la administración duodenal de la dopamina, mediante un gel contenido en un aparato, que vía subcutánea va suministrando la sustancia según el paciente la vaya necesitando”. Espinosa advirtió que lo peor de este tratamiento para los pacientes es el tener que llevar siempre el aparato, pero que si estos se acostumbran, será una importante mejora en su calidad de vida. Otro tratamiento se realiza con un grupo farmacológico de medicamentos denominados agonistas, estos son menos potentes que la dopamina, pero revisten menores complicaciones. Tienen la ventaja de que son combinables con esta sustancia. Otro medicamento utilizado en el tratamiento del Parkinson es la Apomorfina. Espinosa también mencionó la estimulación cerebral profunda con electrodos y la cirugía del Parkinson, ésta última con poca implantación en España. Finalmente el doctor Espinosa habló del tratamiento que actualmente se realiza en la zona de la Bahía de Cádiz, en el Puerta del Mar, que son dos horas y media de consulta. La Asociación Bahía de Cádiz apuesta por la creación de un centro específico con la dirección de Raúl Espinosa.

FUENTE: Información San Fernando

3 comentarios:

Erika Contreras dijo...

Muy interesante el artículo. Nos da nuevad luces de como trarar el pk
Gracias
erika

Anónimo dijo...

Ere un crack, mapashito

Fosco Magú dijo...

Me ha parecido muy interesante su conferencia, le tengo en alta estima y decirle quiero que su contribución mejorará, qué duda cabe, a batallar contra tan legendario mal.